¿Cuánta disciplina necesitas?

¿Cuántas horas de práctica necesitas antes de dar una charla al público?

¿Cuántas repeticiones hacen falta para que desarrolles una habilidad comunicativa?

¿Cuánta constancia entrenas para sentir que un cambio importante se ha instalado?

Cuando empecé a meditar, veinte minutos sentada en el zafu me parecía muchísimo y lo celebraba con entusiasmo. Lo que hizo que esos veinte minutos aumentaran a una hora fue exactamente cultivar la voluntad: perseverar y sentarme casi todos los días en el zafu.

Como actriz practico la repetición de diferentes formas en mi profesión: memorizando un texto, grabando una escena, contactando regularmente con los directores de cásting. En cada repetición aprendo de los errores, corrijo y mejoro. No son repeticiones mecánicas, la calidad prevalece sobre la cantidad.

Necesitamos entrenamiento para mejorar nuestra comunicación y perseverancia. Es la disciplina de los buenos hábitos, aquellos que construyen y nos ayudan a focalizarnos en nuestras intenciones más profundas.

Además, esta constancia también mejorará la eficiencia de nuestro tiempo, podremos centrarnos a cada momento en lo que toca y esquivaremos la procrastinación.

Si resistes a esa emoción que quiere rechazar sentirse torpe o inútil ante una nueva habilidad y le das una oportunidad al desafío y a la aventura, tu voluntad y disciplina te ayudarán.

Si resistes a esa emoción que quiere rechazar sentirse torpe o inútil ante una nueva habilidad y le das una oportunidad al desafío y a la aventura, tu voluntad y disciplina te ayudarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.